Exclusion del Arbitraje

Exclusión del Arbitraje

Parte final del articulo sobre la tutela efectiva en el arbitraje, que incluyen otros articulos como Arbitraje como Derecho o Tutela Arbitral Efectiva, y basado enteramente en el articulo de Jose Manuel Otero y publicado en abogados.es. 

Pues bien, como ha señalado el profesor Hernández-Gil Álvarez Cienfuegos
(ob. cit. pp. 49 y ss.), la postura que excluya el arbitraje del ámbito del derecho
fundamental a la tutela efectiva olvida, cuando menos, tres cosas. A saber:

  1. Que las garantías del artículo 24.1 pueden constituir el contenido del “orden público”,
    que es una de las vías habilitadas para ejercitar la acción de anulación contra
    el laudo;
  2. Que precisamente esta conexión entre el contenido del artículo
    24.1 y la noción de orden público, en la medida en que fundamenta el ejercicio
    de la acción de anulación que tiene lugar en sede de la jurisdicción estatal, es la
    que permite, de manera mediata, el control constitucional; y
  3. Que si el arbitraje no tuviera que adecuarse a las exigencias del artículo 24.1 de la Constitución se produciría una quiebra inasumible en el sistema constitucional de la justicia.

EXCLUSIÓN DEL ARBITRAJE
Por todo ello, concluye este autor (ob. cit. p. 50), que la tesis del Tribunal Constitucional
que excluye el arbitraje del derecho a la tutela judicial efectiva, parece confundir
la disposición por las partes respecto del cauce procedimental para
resolver un conflicto, con la total desaparición del derecho fundamental a la tutela
judicial efectiva, que debe operar en el marco del proceso arbitral al modo en que
lo hace en el proceso jurisdiccional.
Y es que, en mi opinión, si el arbitraje es un medio de solución de controversias
jurídicas, que, como hemos visto, está previsto y regulado en la ley; si está
incardinado en el sistema constitucional de administración de justicia, aunque sea
por la vía del artículo 1.1 de la Constitución; si los ciudadanos resuelven mediante
el arbitraje controversias sobre materia de libre disposición poniendo en ejercicio
los mismos derechos e intereses legítimos que son objeto de la tutela judicial efectiva
del artículo 24.1; y si, al menos en los arbitrajes de derecho, se aplican normas
jurídicas, no tendría sentido que no se pudiera controlar si en el arbitraje se han
respetado o no los derechos incardinados en el artículo 24.1 CE. Creo que, aunque
sea a través la vía indirecta de rellenar la noción del “orden público” con el contenido
del artículo 24.1, puede hablarse, al menos en un sentido indirecto, de un
“derecho a la tutela “arbitral” efectiva.
Como conclusión final me atrevo a señalar que si la Constitución de 1978
hubiera mencionado expresamente el arbitraje, como hacia la Constitución de
Cádiz de 1812, el intérprete no se vería obligado a realizar todos estos esfuerzos
para situar al arbitraje en el lugar que le corresponde dentro de la Constitución.

Más sobre Arbitraje :

Limites al Arbitraje

Limites al Arbitraje Tercera parte del articulo de Jose Manuel Otero sobre la tutela arbitral efectiva publicado en abogados.es “Por esta razón, el Tribunal Constitucional solamente podría revisar en amparo las eventuales vulneraciones que se hubieran realizado en el recurso jurisdiccional de anulación del laudo. Así lo indica la sentencia que se …

 

Tutela arbitral efectiva

Tutela arbitral efectiva Estupendo articulo de fondo sobre el arbitraje escrito por Jose Manuel Otero Lastres en abogados.es Una lectura superficial y apresurada de la Constitución Española de 1978 podría producir la sorprendente y errónea impresión de que arbitraje no es una institución para administrar la justicia. En efecto, el artículo 117.1 de …

Arbitraje como Derecho

Arbitraje como Derecho Esta es la segunda parte del articulo escrito por Jose Manuel Otero y publicado en abogados.es. La primera parte se encuentra en Tutela Arbitral Efectiva. “Y la repuesta es evidentemente afirmativa: en la Constitución existe un precepto con este alcance: el artículo 1.1 de la CE que declara que la …